Démosle prioridad a capturar nuestras oportunidades de mejora

Es hora de que los empresarios colombianos empecemos a pensar como gestores responsables del cambio generando crecimiento y bienestar para nuestras empresas y para los actores con los que interactúan, sin olvidar que esto, a su vez, traerá crecimiento y bienestar al país. También es hora de hacernos a la idea de que para lograr estos objetivos dependemos únicamente de nuestra decisión, ímpetu y capacidad de actuar con una mente abierta que nos permita deshacernos de sistemas obsoletos y adoptar nuevas e innovadoras herramientas de gestión y liderazgo.

Si nos le medimos al reto de jalonar el desarrollo del país a través de la construcción de un empresariado más próspero para Colombia, tendremos que dejar de pensar como entidades individuales que ven únicamente por sus intereses personales y empezar a entendernos como redes que se apoyan mutuamente compartiendo el conocimiento que han adquirido en sus procesos de crecimiento.

Sobre este principio de crecimiento está pensado el programa Empresas de Trayectoria Mega (ETMEGA), creado hace doce años por el Foro de Presidentes de la Cámara de Comercio de Bogotá. El programa está estructurado en cinco módulos a lo largo de los cuales experimentados empresarios colombianos asumen el rol de mentores y donan su tiempo para compartir su conocimiento y experiencias.

El principio es el siguiente: cuando implemento en mi compañía una estrategia que funciona, mejoro; si comparto lo que aprendí con mis colaboradores y colegas, ellos mejoran; si todos mejoramos, subimos el nivel al que opera el empresariado colombiano e impactamos positivamente la economía del país, lo que a su vez, inyecta vitalidad a cada uno de nuestros negocios. Se trata de promover un círculo virtuoso en el que todos crecemos y todos ganamos al desarrollar el talento colectivo entre el empresariado, pero también al interior de cada una de nuestras empresas y entre las organizaciones sobre las cuales tenemos un impacto.

Siendo uno de los mentores comprometidos con el programa desde su origen en Bogotá, he participado en el proceso de ir puliendo y perfeccionando el programa a lo largo de los últimos doce años y lo he visto convertirse cada vez más en un sistema asequible, fácil de adoptar y realmente efectivo para quienes están dispuestos a dar un vuelco a sus empresas con el fin de llevarlas al siguiente nivel. Durante catorce meses, los empresarios inscritos a ETMEGA, reciben, metodologías, herramientas y mentoría para su crecimiento y participan en lo que llamamos Conversaciones Poderosas, charlas para cada módulo en las que comparten experiencias y aprendizajes con los mentores y otros nueve líderes de compañías que operan en una variedad de ramas de negocio.

Desde el lugar de mentor he podido ver como, con tan sólo tomar la decisión de hacerse responsables de su proceso de cambio, muchos empresarios han podido beneficiarse de estas conversaciones en las que discuten sus sueños, expectativas, fallas y dudas con un foro de experimentados empresarios y empiezan a valorar inmensamente este espacio que los saca de la rutina y los pone a pensar estratégicamente bajo la guía de una metodología creada desde la propia experiencia empresarial. Hoy en día puedo decir que la gran mayoría de ellos han transformado su mentalidad y fortalecido su capacidad gerencial generando importantes cambios que benefician a sus organizaciones, especialmente en todo lo que tiene que ver con operar con excelencia dándole relevancia al cliente interno y externo.

Después de más de una década de estar operando con éxito, ETMEGA empieza a expandirse para llegar, no sólo a otras regiones del país, sino también a empresas más pequeñas que las que han participado hasta ahora en el programa. Entre junio y agosto de este año, 28 Cámaras de Comercio vinculadas empezarán a implementar ETMEGA al servicio de 6,000 medianas y grandes empresas y, en octubre, se empezará a implementar un programa paralelo que combina el medio presencial con el virtual para llegar a 36,000 micro y pequeñas empresas. Es decir que en los próximos 4 años, un total de 42,000 empresas colombianas podrán estar dotadas de una nueva cultura empresarial que les permita pensar en grande y operar con alta capacidad competitiva y desempeño sobresaliente. Con nuevos mentores y un programa establecido a nivel nacional, en diez años estos 42,000 se convertirán en 185,000 empresarios que podrán acceder a esta herramienta sin tener que invertir a cambio más que su tiempo y una franca disposición para cambiar. Hagámonos  responsables como motores principales que somos del desarrollo económico del país. Tenemos el reto y la responsabilidad de seguir generando empleo de calidad mediante una productiva y eficiente articulación organizacional para entregarle mayor valor a nuestros clientes, por encima de cualquier competidor nacional o internacional.

Puede que este no sea el único camino pero sí considero que es una excelente oportunidad para los empresarios colombianos. Si quiere saber más sobre el programa Empresas en Trayectoria Mega consulte la página www.trayectoriamegacolombia.com, en ella encontrará el detalle del programa y testimoniales de la experiencia de quienes han participado en él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.